Brian Doerksen

Aviva el fuego en mí
Eternidad
Ven, es tiempo de adorarle