Acordes de
Dirty Karma


Dirty Karma

Listado de Canciones

Bio

Nuevo disco FOUR ELEPHANTS junio 2010 / New album FOUR ELEPHANTS June 2010!
—-
Compartiendo su afición por el rock y especialmente una fuerte amistad, Dirty Karma inicia pasada una cuarta parte de esta década como un grupo de adolescentes juntándose a tocar saliendo de la escuela. Luego de algunos toquines y demos, su trayecto va tomando forma para en 2006 consolidar su alineación con Mauricio (vocales y guitarra), Hugo (batería), Gerardo (bajo, coros) y Rodrigo (guitarra). En 2008 debutan con un EP homónimo.

Su música no es lo habitual para una banda proveniente de la Ciudad de México. Letras en inglés con arreglos altamente influídos por la vena sureña clásica. La base es aquella evolución del country más crudo y el blues rockero mezclados con una fina dósis de psicodelia. El desgarre y fuerza se hacen sentir en las canciones más veloces como la abridora “Headley Grange” (nombrada tras el asilo convertido en estudio dónde en algún momento grabara Led Zeppelin) o la desmadroza y humorística “Monkey Dance!”, ambas amarran la fiesta.

Pero además se exploran otras facetas. “Forever Loving You” es un exquisito blues con repentinos riffs explosivos y un requinto impresionante que desborda pasión. Fluyen romance e incontrolable sensualidad que se traducen en el soundtrack ideal para tener sexo. “Friends” es más espaciosa, un bajo ordenadísimo permite a las guitarras trazar texturas, se suman vocales inquietantes —como canto de consciencia y confontación— y para rematar unas percusiones invitando al jam. Es practicamente un crimen que una rola tan buena acabe en fade-out pero la parte interesante es que en vivo se extiende un final, así que es algo intencional para crear suspenso y dejarnos picados respecto a cómo el grupo trasladará este buen rock a su show. El cierre es emotivo, la acústica “Faith On My Trail” es acompañada por un gran arreglo de violines dando el momento más nostálgico, para reflexionar introspectivamente.

Con arte minimal este EP funge como una excelente y concisa carta de presentación. El sonido orgánico de Dirty Karma le inyecta energía nueva a las raíces para revivir toda una era, crear su propia historia y a su manera despertar el espíritu hippie en un nuevo contexto. Es la primera probada de una propuesta que pese a su juventud trae ya un porte serio, considerable madurez y bastante calidad. Poco a poco irán conquistando escenarios, ganando sus batallas y limpiando ese sucio karma con un buen corazón a la hora de tocar.

Por Luis Clériga