Jorge Char

Eres un mal necesario