Bio

Pablo Dacal

Es una de las figuras más destacables de la nueva canción rioplatense del siglo XXI por su particular propuesta retromoderna. Un narrador de historias tragicómicas, románticas y confesionales, fruto del espíritu bohemio y libertario. Versionado por otros artistas, también participó de conciertos y grabaciones de Fito Páez, Palo Pandolfo, Fernando Cabrera y Daniel Melingo, entre otros.
Estudió en el Conservatorio “Manuel de Falla” (Bs. As.) y en la Facultad de Humanidades y Artes de Rosario, donde vivió de 1998 a 2000, y formó parte de Coki & The Killer Burritos.
Durante la primera década de este nuevo siglo llevó adelante el proyecto Música de Salón, colectivo artístico que encontró en salones, bares, bibliotecas y centros culturales sus sedes itinerantes. Una investigación en el devenir sobre la canción de autor, el voudeville, el tango y el rock con una mirada abarcativa desplegada sobre los cruces: literatura, teatro, pintura, cine.

Mediante su propio sello Discos de Salón editó los volúmenes 1/2/3 de la serie “Música de Salón”, el solista Disco de bolsillo, el Volúmen 1 de Alvy Singer Big Band, y 2 discos junto a la Orquesta de Salón co-fundada con el orquestador Manuloop: “13 grandes éxitos” (2005) y “La era del sonido” (2008). Proyecto y Orquesta fueron gratamente despedidos con un ciclo estable de conciertos en el bar El Nacional, a lo largo del 2009.
En 2010 Dacal participó en España de “La caravana Americana”, gira liderada por el cantautor Xoel López y compartida con solistas de Latinoamérica. Luego, continuó solo por España, Alemania y Francia, tocando con artistas locales y cerrando el festival de poesía latinoamericana Latinale en Berlín. En 2009 Dacal ya había girado por Europa acompañando la edición de “La Era del Sonido”, también distribuido en Francia por “Ojo!”.
Fue parte del homenaje hispanoparlante al mítico grupo brasilero Os Mutantes, llamado “El justiciero Cha Cha Cha” (2010), que se editó en EEUU, Latinoamérica y España, y del que participan también Café Tacuba y Aterciopelados, entre otros. Forma parte de la colección “Rumbos Itaú Cultural de Música Latinoamericana” con su canción San Valentín.
En 2009 grabó el disco debut de Viajantes, grupo de rock compartido con Alfonso Barbieri, Manuel Onís y Juan Jacinto, editado por Planetharia y con Litto Nebbia, Andrés Calamaro y Jorge Serrano entre otros invitados ilustres.
Compuso música para obras de teatro dirigidas por Enrique Dacal, Cristian Drut y Eugenia Estévez, entre otros. Participó del espectáculo de improvisación teatral “Veladas Temáticas” entre 2006 y 2009.Pablo Dacal está presentando su 3° disco, “El Progreso”, cuya repercusión es excelente.
El sello discográfico español Ojo! música edita en Argentina (a través de Random Records), España y Latinoamérica “El progreso”. Un disco que es un quiebre en la discografía de Dacal, que se aparta de la sonoridad de cámara y se define como el compositor personal y original que siempre fue.
“El progreso” cuenta con varios invitados estelares: Fito Páez grabó voz, piano Rhodes y Moog en la festiva “Lo que está sonando”; Palo Pandolfo puso su voz apasionada en “Nazarena”; Fernando Samalea sumó percusiones y bandoneón a “Mi Voz” y es parte de la banda estable. Más artistas argentinos y extranjeros son también parte: Nacho Mastretta y Xóel López (España), Omar Ramírez (México) y Juan Jacinto, Ulises Conti, Carlos Vandera, Sebastián Volco, Fernando Pereyra, Andrés Ravioli y Julieta Rimoldi (Arg.).
Entre las letras, se destacan dos poemas de Pipo Lernoud que resultan en la colaboración “Nada en la TV”, mientras “Desorientado”, compuesto por su socia creativa Tálata Rodríguez, funciona como apertura y fresco de época. El resto, ahonda en la mirada entre satírica, melancólica y hasta surreal de Dacal, afín al sonido psicodélico de la producción.
Expresa Dacal sobre su nuevo opus: “Es un disco reverberante, alucinado y ciudadano, ecos de la era industrial, la psicodelia y el anarquismo crítico. Sus personajes buscan progresar mientras todo avanza sin dirección, atraviesan la bruma de la actualidad hasta encontrar el verdadero presente y su transformación total. Canto al que escucha, sobre el que pasa y desde mi mismo, por todos nosotros”.

x
x