Bio

Boris Leonardo González Reyes, más conocido como Zalo Reyes y "El Gorrión de Conchalí", es un cantante chileno. Era el menor de cuatro hermanos, sus padres murieron siendo Zalo aun muy joven, por lo que debió buscar formas alternativas de instruirse en la vida. A los 14 años, debuta en los escenarios, Gracias a una invitación que le hicieron al festival del Centro de Madres Monterrey, de Conchali. Fue y gano el certamen.

Uno de los capítulos más determinantes de su biografía sucede a los 18 años, cuando es llamado al servicio militar, optando por la armada. En el cantón, existía otro González, por lo que a Boris Apodaron “gonzalito” lo que posteriormente derivo en Zalito y luego en Zalo cuando eligió su carta de presentación artística. Quería que su seudónimo sonara centroamericano y con un aire Bien popular. Con un buen repertorio de canciones de Lucho Gatica bajo el brazo, se presento en distintos restaurantes, carpas, quintas de recreos y plazas de armas que, timidamente comenzaron a conocer su propuesta. “me encontraban parecido a Los Ángeles Negros, porque no tenia estilo”, recordaba hace un par de años.

Por esa razón, decidió en 1976 rebautizarse con el nombre Bíblico de “Nahum”. Un apodo aún mas complejo, por lo que decide volver al “Zalo Reyes” original. Después de un álbum y diez singles seguía sin triunfar. Hasta que junto al grupo “Espiral”, graba su primer éxito discográfico: “Una lágrima y un recuerdo”, single que vendió 80 mil copias, incluido en su primer LP homónimo.

Este ultimo alcanzo las 35 mil unidades, todo un logro para el naciente artista, convirtiéndose en la gran estrella del ochentero programa “El Festival de la 1”, animado por Enrique Maluenda; El espacio mas visto durante toda esa década.

En 1980 asesta su gran golpe discográfico: “Con una lagrima en la garganta”, inolvidable hit superventas que en conjunto a la naciente popularidad que le otorgan sus canciones de éxito, en 1982 Ocurre algo decisivo en su carrera. Tiene ya 30 años y es invitado al programa de televisión “permitido”, animado por Antonio Vodanovic. Al fondo del escenario donde presenta su show, la producción del programa instala una cebolla gigante. Antonio vodanovic recuerda el episodio en “permitido”: “lo presentamos en una forma muy especial, que algunas personas lo consideraron algo despectivo, ladies and gentleman, the Zalo Reyes show”. Transformándose así en un fenómeno social hasta estos días.

De inmediato se produce un autentico “flechazo” entre el publico Y Zalo que lo llevo directamente al escenario del “festival de Viña del Mar” en 1983. El fervor popular, la expectación, el ambiente de fiesta y “la antorcha de plata” lo consagraron como un verdadero símbolo de la música romántica de extracción popular. Zalo fue la estrella y figura de ese agitado certamen viñamarino, coronando con la entrega de la “gaviota de plata”, por parte del público, en la segunda y brillante presentación del artista en el dia final de dicho evento. “sabia que esto iba a ocurrir y que me convertiría en el artista mas popular del pais”, exclamaba por los pasillos del hotel O”higgins. Y lo mejor es que sigo siendo del barrio y de mi pueblo querido”. Luego de su resonante triunfo festivalero viaja para México, para hacer efectiva la invitación realizada por el conductor Raúl Velasco. Hizo una nutrida gira por el pais azteca, donde aprovecho de presentar “motivo y razón”, LP que le permitió entrar de lleno en la competencia desatada en tan exigente mercado. En 1985, su popularidad alcanza los puntos mas altos, cuando Don Francisco lo invita a animar una de las secciones de “Sábados Gigantes”, en el espacio “este es mi barrio”, debido a la alta sintonía que significa la presencia del cantante en pantalla. Ese mismo año graba el LP, “Amor sin Trampas”, cuyo single del mismo nombre causo sensación en las radios locales. Dos años después, el LP “el rey de tus sueños”, se convierte en otro gran suceso, ya que, a dos meses de ser publicado, obtuvo el codiciado LP de platino, permitiéndole una extensa gira nacional y su aparición con un programa propio con motivo del mundial de fútbol (dirigido en aquel entonces por el novato director Eduardo Domínguez), en el espacio “Humor de reyes” del canal 13. Luego tuvo su propio espacio en la coanimacion en el “festival de la 1”, en la sección “ahora o nunca”, con dos apariciones semanales. Como corolario a fines de los ochenta, primero como panelista y después en la conducción del programa “Cordialmente” de canal 11. La nueva década seria de dulce y agraz para el ídolo de conchali, en 1991 presenta el LP “dolor de amor”, el que incluya el single,” tal vez”. Bajo la producción de Alejandro Lyon y un video dirigido por el propio Domínguez (“pase lo que pase”,” rojo fama contrafama”) Zalo intenta construir su nicho en un medio cada vez mas globalizado y diverso. Comienzan sus quejas hacia la escasa oportunidad de los artistas chilenos en TV y sus apariciones en los medios guardan mas relación con sus problemas personales, que con su aporte musical. Pese a todo, lo que se pueda decir, sus temas son verdaderos himnos de ese romanticismo que huele amor de barrio, a radio AM y a una lírica tan simple y sufrida que cualquiera se puede sentir identificado. “Motivo y razón”,” Mi prisionera”,” Ramito de Violetas”,” Una Lagrima y un recuerdo”,” Maria Teresa y Danilo”,”el rey de tus sueños”,” amor sin trampas” y” una lagrima en la garganta” son los ejemplos mas patentes.

En la actualidad, Zalo decide marginarse de la televisión a pesar que siempre es solicitado por ella, ya que su temperamento hace que sea un personaje apetecible por el nuevo modelo televisivo. Su canción más conocida es Con una lágrima en la garganta (1978), de cuyo single se vendieron alrededor de 110 mil discos del tema, transformándose en todo un éxito.

En marzo de 2008 le fueron amputados algunos dedos de una de sus piernas, producto de una lesión, que no pudo ser controlada por causa de diabetes.

x
x