Ignacio Rondón

En aquel café
No ha pasado nada