Bio

Gardelitos nació en 1995 entre cuatro paredes de un mono block en el Bajo Flores de la mano de Korneta Suárez. Mentor del grupo, fue descubriendo en sus hijos el mismo talento musical que él llevaba adentro, y así formó lo que hoy por hoy es la banda under por excelencia. Eli, su hijo mayor lo apoyó desde el primer momento y terminaron de conformar el grupo su otro hijo Bruno, su esposa, y Jorge, integrante de Intoxicados y amigo de la familia. La falta de recursos económicos no fue impedimento para concretar el proyecto y fue así como decidieron vender la camioneta fletera y la rosticería familiar, arriesgando todo, fieles a su convicción. Sus primeras presentaciones fueron en Parque Centenario, donde tocaron en forma gratuita durante más de 50 domingos, soportando críticas de artesanos. No tener cortes de difusión en radios, ni video clips, ni afiches, marca una tendencia que deja al descubierto la esencia de sus seguidores y de ellos mismos, que los convierte en “Rocanroleros de Raza”. La solidaridad es otro de los rasgos principales que los define. En la mayoría de sus recitales el principal objetivo es ayudar a quienes más lo necesitan. Es muy común ver a la “comunidad rockera” con alimentos, ropa o cualquier cosa que sirva para colaborar. Esos chicos que, en muchos casos, tienen la plata justa para el colectivo pero hacen su aporte sabiendo que servirá para aliviar algo de la miseria en la que gran parte de la sociedad está inmersa. Otra particularidad es la de tocar sin prejuicio alguno en la cárcel de mujeres de Ezeiza, el BORDA y en villas, demostrando que el Rock Nacional no discrimina clases sociales. Cuando la banda crecía a pasos agigantados, el destino se encargó de empañar esa alegría. El 12 de mayo de 2004, Korneta Suárez, emprendió un camino sin retorno. Tres días más tarde llegó la noticia: el cuerpo de Eduardo Korneta Suárez había sido encontrado sin vida. Estaba todo casi listo para la presentación del cuarto disco y fue Eli quién se cargó al hombro el legado de su padre y se ocupó de transmitir las canciones nuevas de “En Tierra de Sueños” que Korneta no llegó a presentar en público. La fecha del recital estaba prevista justo una semana después, y Eli impulsado por la pasión que le había dejado su padre decidió no suspenderlo y subió al escenario, junto a Horacio y Martín Ale, para hacer delirar a un Cromagnon que rebalsaba de gente dispuesta a mantener vivo el recuerdo del creador de este referente del Rock Nacional.

x
x